La Fiscalía General del Estado desmanteló una banda de secuestradores de Acatzingo entre ellos al comandante del mismo municipio.

Lunes 03 de septiembre de

2018

  • Hay 5 detenidos, incluido el comandante de la Policía Municipal y una ex elemento.
  • Se les relaciona con 4 secuestros este año, robo a transporte y de hidrocarburo.
La Fiscalía General del Estado a través de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI), desmanteló a una banda criminal dedicada principalmente al secuestro, entre otras actividades, realizaban robo a transporte y robo de hidrocarburo en los alrededores del municipio de Acatzingo. Se aseguró a 5 probables responsables entre los que se encuentran el comandante de la Policía Municipal de Acatzingo y una ex elemento que renunció en agosto a sus funciones.
El logro es producto de una investigación iniciada en julio y en la que se acumularon 3 investigaciones más por el delito de secuestro. Durante mes y medio, Agentes Investigadores, entre ellos Analistas, Asesores, Investigadores de Campo, Criminalistas y operadores de Tecnologías permitieron identificar a los integrantes de la organización y su origen, así como a las autoridades que no solo brindaban protección sino participaban activamente.
El 3 de julio del 2018, tres personas circulaban en los alrededores de Santa María Actipan de Morelos, en Acatzingo, cuando fueron interceptadas por otro vehículo del que descendieron varios sujetos con armas largas, amagando a dos de los tripulantes, el tercero de ellos logró huir de sus captores, horas más tarde los familiares recibieron una llamada en la que exigieron la cantidad de diez millones de pesos a cambio de liberar a las dos víctimas con vida.
El 15 de julio, un ganadero se encontraba en una fiesta en la que aproximadamente a las 03:00 horas ingresaron diversos sujetos con armas de largas y cubiertos del rostro, sometiendo a asistentes y privando de la libertad al ganadero, horas más tarde los familiares recibieron una llamada con exigencia de rescate por diez millones de pesos.
El 29 de julio, al llegar a su domicilio la víctima de ocupación empresario, también en Acatzingo, fue interceptado por varios sujetos armados que lo privaron de libertad, exigiendo ocho millones de pesos y diversos vehículos como pago para liberarlo con vida.
El 22 de agosto, al salir de su domicilio con dirección a su escuela, un menor de edad de ocupación estudiante, fue privado de su libertad por diversos sujetos, sus captores exigían cinco millones de pesos a cambio de no hacerle daño y liberarlo con vida.
En todos los casos, casi de forma inmediata los familiares de las víctimas acudieron a la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) a denunciar lo ocurrido, dando inicio a las carpetas de investigación correspondientes, canalizándolos al área de psicología, manejo de crisis y negociación.

El cautiverio de las víctimas fue de 5, 6, 16 y un día, respectivamente, fueron liberadas después de pagos realizados, en dos de ellos con vehículos y otros en efectivo, sin embargo, en ninguno de ellos excedió del 10 por ciento de la cantidad exigida.
La Investigación iniciada desde el primer evento a principio de julio fue permitiendo que el área de análisis y tecnologías identificaran a los integrantes de la banda delictiva, forma de operación y estructura, el área de campo ubicó las zonas de operación así como de movimiento, ubicación y peligrosidad de los integrantes. Con el cúmulo probatorio el área jurídica a través de los Agentes del Ministerio Publico realizó las diligencias necesarias tanto federales como locales para conseguir las pruebas y estar en posibilidad de solicitar la detención de los integrantes.
Al contar con las órdenes de detención correspondientes, los Agentes investigadores mantuvieron vigilancia permanente sobre los imputados, es así como el 01 de septiembre del 2018, los asegurados salieron de su entorno de seguridad en el que contaban con información del Comandante de la Policía Municipal de Acatzingo, por lo que el grupo de reacción de la Fiscalía de Secuestro y Delitos de Alto Impacto (FISDAI) procedió a realizar un operativo de seguimiento y aseguramiento.
El operativo inició durante la madrugada ubicando a dos de los asegurados quienes se reunieron en un bar en las inmediaciones de la colonia el Conde, en Puebla capital y horas más tarde se reunieron con dos más de los integrantes en un hotel de la misma zona, donde finalmente fueron asegurados: Eduardo N. alias “el Parra” de 24 años de edad; la ex policía municipal Lucero N. de 28 años, Leonardo N. alias “El Leo” de 18 años; Alejandro N. alias “El Bambino” de 25 años. Todos originarios y vecinos de Acatzingo, Puebla.
También se les aseguró un arma larga HK con mirada telescópica con dos cargadores y 47 cartuchos calibre 5.46; un arma larga AR-15 Colt con un cargador y 36 cartuchos útiles; una pistola calibre 5.7 con 14 cartuchos útiles que comúnmente se conoce como “mata policías” por atravesar los chalecos balísticos, así como un Jetta negro con placas UAK1255 de Puebla.
Una vez asegurados los inculpados, el equipo de reacción se trasladó a Acatzingo para dar cumplimiento a la orden de detención del comandante de la Policía Municipal, Vicente N. de 38 años de edad, quien fue puesto a disposición del Ministerio Público. Desde 2004, el comandante ha pertenecido a corporaciones municipales de Acatzingo, Los Reyes de Juárez y Palmar de Bravo, en tanto que también desde el mismo año, la mujer policía ha estado en Actazingo, Tepeaca, Coapiaxtla, Acajete y Tecamachalco, ella renunció en agosto a sus funciones.
Debe destacarse que para la Fiscalía General del Estado lo más importante es salvaguardar la vida de todas y cada una de las víctimas, lo que lleva a realizar una investigación minuciosa para determinar la viabilidad de operar un rescate o realizar una negociación exitosa. La investigación continua aún y cuando regresemos a las víctimas a casa y concluye en el momento de encontrarse asegurados todos los integrantes de las bandas delictivas, después se da seguimiento para acreditar todos los elementos de prueba ante la autoridad jurisdiccional, logrando en algunos casos, sentencias hasta de 130 años de prisión.
La Fiscalía de Puebla agradece a la delegación de la Procuraduría General de la República, la colaboración constante que se tiene en la investigación de este tipo de delitos.
Me es grato no solo informar a ustedes el desmantelamiento de la presente banda delictiva, sino también realizar un reconocimiento a todos los Agentes Investigadores, Peritos, Agentes del Ministerio Público y personal administrativo por su horas y horas de trabajo sin descanso, su dedicación, honestidad, valentía y arraigo a la idea de combatir el delito de secuestro hasta su erradicación, muchas gracias.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.