Entre gritos, lamentos y llantos, amanece Ciudad Serdán. Un sismo de 7.2 grados Richter sacude a los pobladores el 28 de agosto de 1973.

Frecuencia noticias
Lunes 28 de agosto/17

Hace 44 años del 28 de agosto de 1973 a las 3:40 de la mañana un fuerte movimiento sísmico sacude Ciudad Serdán. Los habitantes tratan de salir de sus casas, confusión, entre gritos no se sabe lo que está ocurriendo, alrededor de las 4:00 de la mañana polvo, escombro y gritos es lo que en las calle se visualiza, todos buscan a sus familiares, y no los encuentran, confusos empiezan a buscarlos entre los escombros.

Algunas personas que regresan del baile de coronación observaban la destrucción que dejó un sismo de 2 minutos de duración.

Empieza amanecer, con los primeros rayos del sol deja al descubierto la fatal destrucción, las personas deambulan por las calles, incluso algunos empapados de polvo, descalzos y algunos con ropa para dormir, no sabían lo ocurrido, y que en ese momento pasaba.

Al transcurrir las horas, la ayuda se dejó venir a nuestro municipio, Cruz Roja de diferentes delegaciones del estado y el ejército mexicano, arribaron para sacar a las personas que se encontraban sepultadas, e incluso la población misma ayudaba.

Caminando por las calles, al llegar al atrio de la iglesia principal de “San Andrés Apóstol”, los cuerpos sin vida ahí estaban, en el hospital regional por la parte de afuera más cuerpos yacían en las aceras, mientras que los familiares lloraban sus pérdidas familiares.

En un primer reporte se manejó de mil a mil 200 muertos, ya cuantificando con las poblaciones aledañas, se sumaría la comunidad del Veladero, que sucumben de 3 mil a 4 mil viviendas, cifras nunca antes vistas en el estado.
Al pasar los días las carrosas recorrían las calles de Cd. Serdán para llevar las personas que fallecieron.

Cd. Serdán, por éste hecho ya figuraba en los medios de comunicación tanto nacional e incluso internacionales, foco de atención, algo nunca antes visto en el estado de Puebla.

Pasan los días y la historia se escribe en las memorias de los habitantes, tal es el caso “Don Trino Luna” (+), quién en un camión tipo tortón, lo acondicionan con colchones para trasladar a los heridos a la capital del estado y a otros puntos, ya que los hospitales de la región se encontraban a su máxima capacidad.
Raúl Zárate Mata, comenta que él estaba pequeño, pero se acuerda de los acontecimientos, que la casa de sus padres no sufrió afectaciones mayores y en ella llevaban a los heridos, por la noche comenta que su señor padre los llevaba en un camión a dormir al campo, por el miedo que se repitiera el sismo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s