Otra lucha dentro del TLCAN: las advertencias nutricionales

Boletín. The New York Times

Por 

CIUDAD DE MÉXICO — Las complicadas negociaciones sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) han alcanzado uno de los temas de salud más importantes: el combate a la obesidad.

El gobierno estadounidense de Donald Trump, ante la insistencia de grandes empresas de alimentos y bebidas azucaradas de ese país, ha urgido que en las pláticas comerciales con México y Canadá se limite la capacidad de los tres países de advertir a los consumidores sobre los peligros de la comida chatarra, de acuerdo con documentos confidenciales que detallan la postura estadounidense.

Este es reflejo de una batalla cada vez más intensa entre oficiales comerciales, la industria alimentaria y gobiernos en todo el hemisferio. La posición de Estados Unidos al respecto podría reducir la presión contra fabricantes estadounidenses de incluir etiquetas más explícitas en sus productos tanto en Estados Unidos como en otros países. Los funcionarios y expertos en alimentos están preocupados de que eso impida los esfuerzos internacionales para contener una crisis de salud en crecimiento.

La obesidad se ha duplicado en por lo menos 73 países desde 1980. Muchos oficiales de salud pública, alertados por la propagación de alimentos altamente procesados, han puesto sus esperanzas en una nueva táctica: el uso de advertencias claras en alimentos con altos niveles de azúcares, sales y grasas.

Funcionarios en México y en Canadá —al igual que gobiernos en Brasil, Perú, Uruguay, Argentina y Colombia— han discutido opciones como el uso de colores, formas y otros símbolos de fácil comprensión para advertir a los consumidores de los riesgos a la salud. Tales propuestas han sido inspiradas en buena medida por la introducción de regulaciones en Chile, en 2016, que incluyen requisitos como sellos grandes de color negro al frente de algunos empaquetados.

La oficina del representante comercial de Estados Unidos, que encabeza la renegociación por ese país, pretende coartar esos impulsos. Ha fomentado limitar que algún integrante del TLCAN pueda requerir las advertencias al consumidor al frente de bebidas azucaradas y alimentos grasosos empaquetados, de acuerdo con el borrador de la propuesta que fue visto por The New York Times.

La provisión estadounidense establece que no debería haber ningún símbolo, forma o color que “denote de manera inapropiada que existe un daño por el consumo de comidas o bebidas no alcohólicas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s